16 Noviembre

Se solicita el incremento de las plazas PIR de acceso a la obtención del título de Psicólogo Especialista en Psicología Clínica a través de una PNL

Escrito por  Infocop

El pasado día 22 de octubre, el Grupo Parlamentario Socialista, a instancias de su diputada Susana Sumelzo Jordán, presentó a la Mesa del Congreso de los Diputados una Proposición No de Ley relativa al aumento de las plazas PIR de acceso a la obtención del título de Psicólogo Especialista en Psicología Clínica.

En su exposición de motivos, el PSOE se hace eco de los datos publicados por la Organización Mundial de la Salud Mental (OMS) en su último informe Atlas de la Salud Mental 2014, donde se alerta del paulatino acrecentamiento en la prevalencia de los trastornos mentales, en contraposición con la actual falta de personal sanitario y de recursos destinados a la Salud Mental.

Según asevera el grupo socialista, la carencia e incapacidad de los recursos actuales para atender la demanda creciente, conlleva un incremento en el número de prescripciones farmacológicas, una opción que “no siempre está indicada como tratamiento de elección y supone un mayor gasto a largo plazo para el Sistema Nacional de Salud (SNS)”.

 

Esta afirmación, indica, coincide con las recomendaciones realizadas por numerosos organismos competentes en materia de salud –tales como la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Instituto Nacional para la Salud y la Excelencia Clínica del Reino Unido (NICE) o la Federación Mundial de la Salud Mental (WFMH)-, que defienden las ventajas económicas y psicosociales a largo plazo derivadas de la implementación de terapias psicológicas, considerándolas clínicamente eficaces y seguras (ya que, a diferencia de los fármacos, no tienen efectos secundarios adversos).

En esta misma línea, el PSOE se reitera en señalar el ahorro que supondría disponer de una asistencia psicológica de calidad, teniendo en cuenta que, aproximadamente “la totalidad de los gastos directos fijos o semifijos son los destinados a la prescripción farmacéutica, llegando a ser el 62% del 72,8% de estos costes” (Sicras Mainar y colaboradores, 2007).

Para ejemplificar el alcance del aumento en las prescripciones farmacológicas para el abordaje de los trastornos mentales, el grupo parlamentario recurre a las cifras recogidas en la última Encuesta Domiciliaria sobre alcohol y drogas en España (EDADES) para los años 2013-2014, de la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas del Ministerio de Sanidad, que alertan del incremento en el consumo de hipnosedantes con receta médica en nuestro país, situándolos como la tercera sustancia más consumida después del alcohol y el tabaco, y por delante del Cannabis.

Por otro lado, en lo que se refiere a la Convocatoria para el acceso a la Formación Sanitaria Especializada, el PSOE lamenta la exigüidad de plazas ofertadas en Psicología, un hecho que la convierte en la profesión con más ratio de solicitantes por plaza. A este respecto, tal y como ya publicó Infocop Online en su momento, el texto recoge los datos publicados en relación con las dos últimas convocatorias. Así, en las pruebas correspondientes al año 2014-2015, se ofertaron 127 plazas con un ratio de 32,27 solicitantes por plaza, siendo el global de todas las especialidades de 4,69. Este año, en la convocatoria 2015-2016, tan sólo se han ofertado 129 (pese a que las comisiones de especialidades solicitaron 163), un leve incremento con respecto al año pasado que sigue siendo insuficiente para cubrir la creciente demanda de trastornos psicológicos en nuestro Sistema Nacional de Salud.

Cabe señalar que la necesidad de equiparar la oferta de plazas con la demanda, ya se puso de relieve en las conclusiones del “Informe de la Ponencia de Estudio de las necesidades de recursos humanos en el Sistema Nacional de Salud” (aprobado en 2010 por la Comisión de Sanidad, Política Social y Consumo), a través de las cuales se advertía de que las cifras estadísticas disponibles actualmente muestran serios desajustes en las ratios de psicólogos con respecto a la UE, además de “notorios desequilibrios entre Comunidades Autónomas”.

A razón del Informe, esta baja tasa de psicólogos en el SNS (que se concreta en un déficit de 7.200 profesionales), contrasta con las altas tasas de prevalencia de los trastornos psicológicos y comportamentales que requieren la intervención de estos profesionales. A su vez, la Ponencia proponía llevar a cabo medidas orientadas a elevar las plazas de formación de especialistas, analizando en profundidad el modo en que podría acometerse este objetivo.

Mediante toda la argumentación anterior, la PNL propuesta por el grupo socialista pretende evidenciar cómo una mayor dotación de plazas PIR y la inclusión de la figura del Psicólogo Clínico en todos los dispositivos de salud mental, redundaría en una notable mejora en la calidad de las prestaciones asistenciales y supondría un considerable ahorro económico a medio y largo plazo en el coste global de la atención sanitaria pública, así como una mayor satisfacción de los usuarios con los servicios que se les prestan.

Por este motivo, insta al Gobierno a “impulsar las medidas necesarias que contribuyan al aumento de las plazas PIR de acceso a la formación para la obtención del título de Psicólogo Especialista en Psicología Clínica, para lo que como punto de partida, sería necesario ofertar el total de plazas que ya están acreditadas, las cuales suman un total de 163, así como a revisar la oferta en aquellas comunidades autónomas o provincias en las que, actualmente, sea nula o escasa”.

Asimismo, solicita al Ejecutivo que se incremente “el número de plazas en la oferta pública de empleo para Psicólogos Especialistas en Psicología Clínica para progresivamente acercarnos a la media europea y, lo más importante, mejorar la atención a la población en materia de salud mental, reducir costes y listas de espera, reducir la prescripción farmacológica y aplicar el mejor tratamiento posible en cada caso".

A pesar de la importancia que reviste la iniciativa, ésta no podrá ser analizada y debatida en la presente legislatura, dado que, durante estos meses, la Comisión Permanente únicamente se encargará de las comparecencias. El motivo es la disolución, a propuesta del Presidente del Gobierno y previa deliberación del Consejo de Ministros en sureunión del día 26 de octubre de 2015, del Congreso de los Diputados y del Senado, y la consecuente convocatoria de elecciones a ambas Cámaras para el próximo día 20 de diciembre.

Tras la disolución de las Cámaras, la tramitación de la medida ha concluido, “caducada sin calificación previa”. Sin embargo, según declaraciones del grupo parlamentario socialista a la revista Redacción Médica, es muy probable que, en la próxima legislatura, la propuesta vuelva a registrarse en la Mesa del Congreso, “siendo el primer punto que retomará la diputada Sumelzo”. De presentarse nuevamente, mantendría en su texto la petición dirigida al Gobierno, tal y como figura en la PNL original.

Visto 785 veces
Valora este artículo
(1 Voto)