25 Junio

Cómo preparar una oposición con éxito

Escrito por  Oficina Empleo

En un momento de crisis económica como el actual, son muchas las personas que deciden dedicar parte de su tiempo libre a preparar una oposición. Estudiar para una oposición no es una tarea fácil, son muchas las horas de estudio y el esfuerzo que hay que dedicar para conseguir el éxito en una oposición.

Desde Oficina Empleo hemos elaborado una lista de consejos para preparar una oposición con éxito:

1. Motivación para estudiar: como ya hemos dicho, enfrentarse a una oposición es difícil pero no imposible.  Por eso, antes de prepararla es necesario que estés mentalizado de ello y tener confianza en ti mismo. Para aprobar una oposición, lo único que hay que hacer es estudiar, algo que seguro has hecho en más de una ocasión.

2. Organización y descanso: a la hora de preparar una oposición, la organización de tu tiempo es crucial.  Es importante fijarse un plan de trabajo en el que establezcas unas determinadas horas de estudio. Un trabajo constante y de acuerdo a tus capacidades es una de las claves para superar con éxito una oposición.

Además del tiempo que dediques a estudiar (en algunos casos puede llegar a ser superior a una jornada de trabajo completa),  es importante que tengas unas horas de descanso. Recuerda también que una oposición no implica abandonar la vida personal, hay que fijarse unas pautas horarias para dedicar tiempo a aficiones, familia o amigos.

3. Selección del material adecuado: tan importante como tener la predisposición a estudiar es tener preparado todo el material que necesitarás para estudiar. Además del temario, es crucial disponer de materiales prácticos que te permitan entrenar las habilidades necesarias para superar las pruebas de la oposición (test, casos prácticos, psicotécnicos, etc.)

4. Sistema de preparación: elegir un sistema de preparación dependerá en gran parte de las características de la oposición y de ti mismo.

  • Existen varias opciones, quizás la más económica es prepararse las pruebas por uno mismo. Una vez que dispones de todo el material de estudio hay que programarse un calendario en el que fijes objetivos y propósitos. Igualmente es conveniente realizar simulaciones de examen para ir comprobando los avances en la adquisición de conocimientos.
  • Otra opción, es crear grupos de estudio con amigos o conocidos que estén preparando la misma oposición. Esta medida es muy útil para resolver dudas y compartir apuntes. Igualmente es importante que el grupo no sea muy numeroso.
  • Por último, hay quien recurre a una academia en donde ofrecen cursos específicos para la preparación de oposiciones. Esta técnica te permite seguir un ritmo marcado en clase, una opción perfecta si no dispones de mucho tiempo para estudiar. También existen preparadores personales que ofrecen una atención más individualizada, puedes recurrir a ellos si te enfrentas a una oposición de alto nivel (técnicos superiores de la administración, judicatura, fiscales, notarías, etc.)

5. Llega el momento del examen: cuando se acerca el momento del examen empiezan a aflorar los nervios. Para mitigarlos es importante que seas consciente de la importancia que tiene el examen para el futuro,  pero también tienes que entender que no aprobar no significa el fin del mundo. Igualmente. antes del examen tienes que estar concentrado y evitar distracciones. Preparar unos días antes de la prueba el material que necesitarás durante la oposición es crucial para evitar nervios y prisas de última hora.

6. Durante el examen: recuerda que ante los miembros de un tribunal no sólo importan los conocimientos adquiridos, también tienen en cuenta el aspecto (sirve de preparación de cara a una futura entrevista) y el comportamiento de cada persona. También ten presente que no siempre aprueban el examen los que más horas han estudiado, sino aquellos que lo han hecho con más calidad y esfuerzo. Por último, no empieces el examen de una oposición si no estás lo suficientemente relajado.

Esperamos que estos consejos te sean de gran utilidad. Gran parte de las oposiciones que se convocan son duras y requieren de mucho esfuerzo, pero una vez superadas, tienen una gran recompensa, un empleo.

Visto 1876 veces
Valora este artículo
(1 Voto)